Friday, 18 May 2012

Corte Suprema de EE.UU. se niega a revisar caso de marca Havana Club: gana Bacardí

La Corte Suprema de Estados Unidos se negó a revisar una decisión de un tribunal de primera instancia que impide la renovación del registro de la marca cubana Havana Club en ese país, solicitada por la empresa estatal cubana Cubaexport en conjunto con la francesa Pernord Ricard, que comercializa la marca en más de 120 países. La marca Havana Club estuvo registrada en Estados Unidos de 1976 a 2006 por Pernod.


La decisión no revocada, se basa en una ley de los EE.UU. del año 1998 conocida como "Sección 211" (Section 211 Omnibus appropriations Act of 1998), que prohíbe el registro de determinadas marcas cubanas en los EE.UU. En el proceso judicial Cubaexport argumentó que dicha norma se aplicaba sólo a las nuevas inscripciones, no obstante el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia confirmó la decisión del tribunal inferior resolviendo que la regla también se aplica a la renovación de las marcas previamente registradas. Con la negativa de la Corte Suprema a revisar el caso, el rechazo a la renovación queda firme.

Pernod Ricard SA, tiene un acuerdo con Cubaexport que data de 1993 en cuya virtud puede vender Havana Club en otros países menos en los EE.UU., donde se le impide hacerlo por el embargo de los bienes producidos en Cuba. La renovación del registro pretendía asegurar la marca en EE.UU para el momento en que el embargo fuese levantado.

La victoria judicial favorece a la empresa Bacardí EE.UU, que vende su ron producido en Puerto Rico bajo el nombre de Havana Club. Las dos compañías llevaban litigando por la marca Havana Club desde los años 90, cuando Bacardí lanzó su versión  en Estados Unidos, aprovechando el embargo sobre las importaciones cubanas.

En un comunicado Patricia Neal, portavoz de Bacardí,  expuso que "Bacardi EE.UU., Inc. aplaude la Corte Suprema de los EE.UU. para reafirmar la decisión del Tribunal de Apelación." sosteniedo que "[el] efecto de la negativa de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. para intervenir en el caso es que el registro del gobierno cubano se considera vencido y cancelado. Los tribunales estadounidenses han establecido reiteradamente que la empresa cubano-francesa Havana Club Holding no tiene derecho a la marca Havana Club en los EE.UU.". Bacardí es uno de los grandes productores mundiales de bebidas espirituosas y es de origen cubano. Fue fundada en 1862 en Santiago de Cuba, pero fue nacionalizada tras la llegada de Fidel Castro al poder en 1959.

Entre tanto, en la isla del caribe, la Cancillería cubana informó su visión de los hechos, comentando que la Oficina de Marcas y Patentes de EE.UU. no puede hacer la inscripción (como lo hizo desde 1976 a 2006) debido a la negativa de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros, adscrita al Departamento del Tesoro, en virtud de las leyes del bloqueo que desde la década de 1960 impuso Washington a La Habana.  

La posición de Cubaexport y Pernord Ricard había sido apoyada anteriormente por la Organización Mundial de Comercio, cuando una decisión del Panel de Solución de Diferencias de esa entidad falló contra Estados Unidos y reclamó la eliminación de dicha Sección, considerada ilegal.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores demanda al gobierno de los Estados Unidos otorgar de inmediato la licencia que permita a la entidad cubana Cubaexport renovar la marca Havana Club”, indica la declaración cubana.

El texto de la Cancillería denuncia que el fallo, que impide a Cubaexport renovar la patente que tuvo en Estados Unidos entre 1976 y 2006, pone “en evidencia la complicidad del gobierno de los Estados Unidos en el despojo de los derechos y marcas cubanas”, y responde a las maniobras de sectores políticos anticubanos en la Florida y en Washington, que retribuyen de esa manera “las cuantiosas contribuciones financieras que reciben de la compañía Bacardí”.

Si las autoridades norteamericanas no actúan serán responsables “del robo de la marca Havana Club a su legítimo titular, la compañía Cubaexport, y de las consecuencias negativas que pudieran derivarse de este hecho para la protección recíproca de la Propiedad Industrial", afirmó.

“Cuba ha respetado invariablemente, sin la menor discriminación, las obligaciones contraídas en virtud de los instrumentos jurídicos internacionales referidos a la Propiedad Industrial, lo cual ha garantizado que más de cinco mil marcas y patentes norteamericanas se beneficien y continúen beneficiándose de su registro en nuestro país”, anota el comunicado. Y añade que “este litigio y otros procesos en curso contra patentes y marcas cubanas en las cortes norteamericanas han puesto en evidencia la complicidad del gobierno de los Estados Unidos en el despojo de los derechos y marcas cubanas”.

Entre tanto, la compañía francesa, según un despacho de AFP, declaró en un comunicado que “toma nota de la decisión del Tribunal Supremo y anuncia, si el embargo (a Cuba) se levanta, el lanzamiento de la marca Havanista en Estados Unidos”, que “se comercializará el día que el levantamiento del embargo contra Cuba lo permita". Según Pernod, en 2011 Cuba exportó 3,8 millones de cajas de nueve litros.

Fuentes:http://online.wsj.com / http://www.cubadebate.cu/  www.caribbeannewsdigital.com 

No comments: