Tuesday, 4 March 2014

Banco de Recursos Genéticos Microbianos de Chile Realizó Primer Depósito Internacional


Debido a un intenso programa de difusión para incentivar el depósito de cepas en la Autoridad Internacional de Depósito chilena y a la inauguración el año pasado de un laboratorio que permite entregar un mejor servicio de conservación, se realizó por primera vez en el INIA de Chile el resguardo de material biológico para procesos de una patente extranjera mediante depósito del Instituto de Ecología A.C. de Veracruz (México). 

La cepa depositada se mantiene por un período de al menos 30 años mediante un proceso de criopreservación, para lo cual se somete a un proceso de congelación en nitrógeno líquido (-196°C) que hace que sus propiedades originales se mantengan intactas a lo largo del tiempo, con la posibilidad de reactivarla en el momento que sea necesario. Existe otro proceso de conservación que se utiliza para generar un respaldo de las muestras conservadas denominado proceso de liofilización, que consiste en una deshidratación total de la muestra, pudiendo mantenerla en tubos de vacío y baja temperatura, en buenas condiciones sin necesitar suministro de electricidad o nitrógeno. 

El proceso de modernización en estas áreas de resguardo de innovación lo inició el INAPI en el año 2011 con la búsqueda de un centro de investigación de alto nivel con capacidad para constituirse en la Autoridad Internacional de Depósito de Microorganismos para Sudamérica, eligiéndose al Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Con el apoyo técnico de los expertos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) a mediados del 2012, el INIA se convirtió en Autoridad Internacional de Depósito de Microorganismos (sigla en inglés IDA), siendo la primera y única en Latinoamérica.

Según informa el INAPI, este primer depósito desde el extranjero es un incentivo a que otros países de la región envíen sus cepas a Chile, en donde tienen ventajas sobre otros bancos, pues además de menores precios comparten el idioma y los tiempos de trayecto de la cepa al lugar de depósito, son menores que si se enviara a Europa o Norteamérica. Precisamente la ventaja del idioma común fue lo que motivó este depósito según informó la consultora mexicana que asesoró al Instituto de Ecología en este proceso.

En el banco del INIA tienen más de dos mil cepas, las cuales han sido recolectadas a lo largo del país, conservadas a través del tiempo y pertenecen a una colección de carácter público. Sin embargo, esta nueva cepa se suma a otra proveniente de la Universidad del Biobío (Chile), pasando a ser el segundo depósito de carácter privado y primero extranjero, que bajo el tratado de Budapest llega al laboratorio.

Fuente: Constanza Zülch (Comunicaciones INAPI) / INIA

No comments: